You are here
Home > Crónica > El único primer campeón

El único primer campeón

En 1948, exactamente hace 69 años, El Campín celebraba el primer título de Independiente Santa Fe, pero este no era un título cualquiera, desde ese momento y para la eternidad Santa Fe era el primer campeón del fútbol colombiano y desde aquel año la historia del equipo cardenal estaba marcada, seriamos los primeros para la eternidad. En el año 2015 la historia se repetía, pero esta vez no era no era un torneo a nivel nacional, Santa Fe se coronaba nada más y nada menos que Campeón de la Copa Sudamérica, el primero y único campeón en la historia del fútbol colombiano, además gracias a este titulo traspasamos fronteras y en Japón volvimos a gritar campeones, así es, los primeros en conquistar un titulo intercontinental.
El día de ayer, 24 de junio de 2017, Santa Fe volvía a tener una cita con la historia del fútbol colombiano, se disputaba la final de la Liga Profesional Femenina que se jugaba por primera vez en el país. Las Leonas bajo la dirigencia en primera instancia por el Profe Germán Morales y la continuación del proceso con Agustín Julio, quien ya había alcanzado la gloria con Santa Fe como jugador, esta vez, su cita era como director técnico.
Las Leonas venían de ganar la final de ida en Neiva con un marcador 2-1, ahora debían terminar la serie y ganar en El Campín, un estadio que estaba lleno hasta las banderas, el apoyo de la afición Cardenal se convertiría en un récord de asistencia para el fútbol femenino a nivel mundial con un poco más de 33 mil espectadores, Santa Fe llegaba a esta final con una campaña perfecta de un total de 16 partidos disputados en esta liga, las Leonas salieron victoriosas en 15 de ellos y en solo uno de los partidos empataron.
Se acercaba la hora cero, había llegado el momento Las Leonas formarían de la siguiente manera: Kimika Forbes en el arco, la defensa formada por Chinyelu Asher, María Morales, Carol Sánchez, Nancy Acosta, en el medio campo se encontraban: Liana Salazar, Gabriela Huertas, Melissa Herrera, Leicy Santos, Lady Andrade y como única delantera: Oriana Altuve, estas eran las once leonas encargadas de escribir una página más en la dorada historia de Santa Fe.
El partido había comenzado y el rival, Atlético Huila, empezaba a presionar y en los primeros cinco minutos del encuentro generaron una opción de gol que asustó a todo el estadio, pero poco a poco Santa Fe empezaba a tomar el control de la pelota y del partido, empezaron a desarrollar ese fútbol que caracterizó a las Leonas, el toque, se empezaron a generar llegadas sobre el arco del equipo local en los primeros 10 minutos del partido Las Leonas ya habían llegado con peligro sobre el área defendida por el Huila, pero faltaba contundencia en el último cuarto de cancha.
Al minuto 30 del primer tiempo todo el partido era de Santa Fe, el visitante había perdido esa presión alta y ese ímpetu con el que había empezado el encuentro, no lograban pasar de mitad de canchas y las Leonas llegaban una y otra vez sobre el arco rival y todo el estadio se ponía de pie cada vez que Leicy Santos arrancaba con el balón, o en los momentos que Melissa realizaba esos centros desde la banda que tanto la caracterizan, la hinchada celebraba la manera en la que Lady Andrade pisaba el balón, El Campín era una fiesta total pero nada que llegaba ese gol que tanto buscaban las Leonas y que tanto anhelaba la hinchada cardenal, así trascurrió el primer tiempo un asedio hacia el área rival por partes de Santa Fe y un Huila que solo podía aguantar cada uno de los ataques del equipo cardenal.
Comenzaba el segundo tiempo y nuevamente las Leonas tomaban el control del partido y de la pelota, se notaban cómodas, jugaban a su ritmo, jugaban su fútbol, el equipo rival empezaba a raspar y golpear, era la clara imagen de un equipo desesperado que no encontraba la manera de hacerle frente al fútbol que desplegaba las Leonas, solo podían despejar todos los balones que llegaban al área que defendían; La hinchada Cardenal se empezaba a desesperar pues nada que llegaba el gol de las Leonas, hasta que en el minuto 70 Chinyelu Asher centra el balón pero la defensa del Huila logra rechazar el balón de forma errada y el rebote queda para Leicy Santos que saca un potente remate lejos de la humanidad de la portera del Atlético Huila que hasta el momento era la figura, el balón toca el fondo de la red y era ¡Gol! Todo el Campín lo celebraba, era el gol que tanto habíamos esperado, era el gol que hacía falta en tan increíble fiesta, nos aseguraba ser los primeros campeones de la Liga Femenina Águila del fútbol en Colombia, la historia se volvía a escribir, los grandes equipos tienen grandes responsabilidades y Santa Fe es un grande y las Leonas supieron responder a dicha responsabilidad.
Aún no concluida el partido quedaban 20 minutos, pero el control del partido seguía siendo de Santa Fe, el rival generaba peligro a partir de balones en largo lanzados por sus defensas, pero la saga defensiva de las Leonas era férrea y complicada y las pocas veces que el rival pisaba el área cardenal, Kimika estaba totalmente concentrada y acababa con el peligro, la Juez añade dos minutos mas de adición, El Campín cantaba y celebraba “YA VOLVIMOS YA VOLVIMOS! YA VOLVIMOS A SER CAMPEONES COMO LA PRIMERA VEZ!”.
Finaliza el encuentro y la historia estaba escrita, volvíamos a ser los primeros campeones, pero esta vez en la liga femenina, la fiesta no se hizo esperar y sonaron los juegos pirotécnicos del estadio, estaba claro Santa Fe estaba destinado a ser el primero para la eternidad un título que nunca nadie nos quitará, las Leonas levantaban el tan anhelado trofeo, eran campeonas con una campaña perfecta, un equipo que pasara a la historia, al igual que cada uno de los hinchas que asistió al estadio, esto es historia, esto es fútbol, esto es vida!

Deja un comentario

Top