You are here
Home > Crónica > El líder con la pata chueca

El líder con la pata chueca

Por: Cynthia Lacouture – @Cynthilacu01

Independiente Santa Fe enfrentó el sábado pasado al Club Atlético Bucaramanga para la fecha 13 de la Liga Águila.

Un sábado en la noche, se convirtió rápidamente en horas llenas de impotencia y desespero para los hinchas de Santa Fe. Enfrentando al puesto 18 de la liga, el líder, con 31 puntos, se mostró incómodo ante una superioridad del Bucaramanga, que nace de la presión táctica de los leopardos.

Empieza el primer tiempo. En el segundo minuto se comete la primera falta en contra del Bucaramanga. Con dos fuera de lugar de los búcaros, Santa Fe se encontraba en  una encrucijada antes de que pasaran los primeros quince minutos del encuentro. Sin embargo, después de esta primera etapa los cardenales se encuentran un poco más cómodos, pero la presión de “el amarillo” no deja que Santa Fe sobrepase cómodamente la mitad de la cancha. Por esta razón, es que el gol del equipo rojo llega luego de que se cometa una falta contra el Bucaramanga, el equipo amarillo y verde queda mal parado para que llegue el golazo de Yamilson Rivera, en el minuto 31.

Este remate, del refuerzo que llegó este semestre a Santa Fe, le da un respiro al equipo albirrojo. Se acaba el primer tiempo, y aunque el equipo cardenal tenía el marcador a su favor, el Bucaramanga era superior en términos futbolísticos.

Todo cambió cuando Santa Fe llega del descanso. Ingresan los once con una energía potencializada y logran cambiarle la cara al equipo. Pero aquello no parece suficiente para la cancha cardenal. Esto obliga a los leopardos a hacer dos cambios en su plantel, uno en el 59’ y dos en el 60’. En el minuto 66’, Gregorio Pérez le da la oportunidad una vez más al joven Duvier Mosquera, que reemplaza al autor del gol, y quien se muestra muy seguro de sí mismo en la cancha. Sin embargo, es un juego que sigue estando cortado por las excesivas faltas dentro del campo. Tres remates y la llegada tardía de Tesillo anteceden la jugada del primer gol de los búcaros.

Al minuto 74´ llega el primer cambio de Independiente Santa Fe. Debido al golpe que recibe Arboleda, entra al campo Héctor Urrego, para mantener uniformidad en la defensa. Sin embargo, para el minuto 76´, el recién ingresado recibe una tarjeta amarilla.

El final del partido se enreda cada vez más, y Santa Fe se ve en una encrucijada cuando Anderson Plata se golpea y llega el cambio por Kevin Salazar. Dándole un respiro un poco ahogado, Kevin demuestra su talento logrando una apertura en la banda con la que Santa Fe no contaba antes de su ingreso. El segundo gol del Bucaramanga llega por una falta clara contra los leones en donde uno de los jugadores quedó en el piso y por no atender la falta, generó una plantilla mal parada. Con cuatro minutos de adición, Santa Fe soñaba con la remontada que no logró para el pitazo final.

Un juego desorganizado que hizo notar la falta de Omar Pérez dentro del campo. El técnico apostó una nómina novedosa, con Santiago Erazo, un defensa canterano que tuvo un juego estable a lo largo de los noventa minutos. Una posesión superior del Bucaramanga que se mostró en los remates, y fuera de lugar pitados para los leopardos.

La derrota contra Bucaramanga no significa que Santa Fe haya hecho las cosas mal, tal y como lo dijo Gregorio Pérez, sino que, denota una falla en la paciencia del equipo.

Deja un comentario

Top