You are here
Home > Noticias > Con 9 jugadores, Santa Fe se llevó el clásico capitalino

Con 9 jugadores, Santa Fe se llevó el clásico capitalino

Por: Camila Neiza Mora

El Campín se vistió de rojo este domingo, no sólo porque los cardenales eran locales, sino porque iban a defender el honor. Después haber perdido el último encuentro contra Millonarios, donde los embajadores se llevaron el título de la Liga Águila 2017-II, los albirojos se quedaron con los 3 puntos del juego, que a pesar de no significar mucho, pues ya estaban eliminado, era un clásico y los clásicos son para ganarlos.

El juego lo pusieron los locales, que tuvieron más oportunidades de marcar ante un rival tímido que no demostró mayor peligro. Aunque se encontraron con un muro, Fariñez, que no dejó aumentar la mínima diferencia. El clásico terminó con polémica, luego de 4 expulsiones, 2 jugadores de Santa Fe y 2 de su cuerpo técnico. Además de un arbitraje dudoso que perjudicó a los leones. Y no era para menos, el juego no sólo era un clásico ante el eterno rival, sino que le definía su continuidad en la Liga.

Desde el primer minuto, los leones estaban dominando a los dirigidos por Miguel Russo. Al minuto 6 llegó la primera oportunidad, Tesillo remató de cabeza desde el centro del área, pero Fariñez estaba atento para pararla bajo los palos. Luego a los 10 minutos Pajoy cobró una falta recibida en la banda derecha, con un tiro libre asistió a Moya, quien saltó más alto que los defensores embajadores y lo metió de cabeza cerca del área.

Después del gol, se vio a un Millonarios con muchos espacios que supo aprovechar el rival. Los cardenales fueron más precisos en sus pases y tuvieron mejor táctica, con dos volantes externos y dos de marca. Les ayudó a dominar el primer tiempo, cosa que se vio reflejada en las jugadas de peligro. A los 22′ Roa le ganó la carrera al rival y quedó frente a frente con Fariñez, quien le acortó el área y evitó el segundo.

Los Embajadores intentaron con Quiñones a la media hora del encuentro, pero el balón se perdió por el lado derecho de la portería. Los leones no se dejaron, tenían mucho juego defensivo, que les sirvió para dejar su portería en cero. Acorralaron a los visitantes y demostraron mayor nivel. El primer tiempo se acabó con una jugada de peligro de Morelo, quien se enfrentó al portero albiazul, pero a su defensa salió Matías de los Santos para salvar la jugada.

El segundo tiempo tuvo más movimiento para el conjunto de los Millonarios. Propusieron más juego, pero les hizo falta precisión en los pases, además los nervios se hicieron evidentes en la cancha. Lo que no les ayudó a la hora de hacer un mejor partido. A medida que pasaban los minutos era evidente que buscaban el empate, pero no encontraron la fórmula para hacerlo.

De hecho, la primera jugada de peligro del segundo tiempo vino por parte de Santa Fe. A los 72′, Morelo remató desde el centro del área, pero Fariñez la logró parar bajo palos a ras del suelo. Cinco minutos más tarde, a los 77′, Gordillo intentó, pero el remate fue parado justo en el centro del arco. De nuevo, el rojo capitalino intentó con Roa, pero lo atajó el arquero albiazul, el salvador.

Luego llegaría la polémica del partido. A los 80 minutos los embajadores empezaron a sacar cuentas y la presión se apoderó del partido. En una jugada, Wilson Morelo cayó mal ante el juego peligroso de los Embajadores, reaccionó mal frente a Matías de los Santos y fue expulsado injustamente. La jugada completa no fue sólo la reacción de Morelo sino el juego incitador de los jugadores de Millonarios.

Santa Fe con 10, podría parecer un león indefenso ante un azul ofensivo y provocador, pero no se dejó. A pesar que Millonarios tenía casi todo para meterse en los 8, los resultados de las demás partidos le favorecía y el partido se desmoronaba para los cardenales, pues se había quedado con 8. Luego de la expulsión a Balanta, quien entró con fuerza en una jugada con Camilo Salazar y fue expulsado en la adición del partido.

Además de la expulsión de Agustín Julio y Bedoya por reclamar. En los minutos finales, los azules de Bogotá tuvieron un último chance, uno a los 87 con un remate desde el área, que se perdió al llegar al arco. Otro en ese mismo minuto, con Banguero, quien remató de cabeza muy cerca de los tres palos, pero se fue desviado por Zapata. Al final tuvieron una jugada de tiro libre, pero no consiguieron nada.

A los Embajadores les faltó táctica, se vio un cuadro desubicado, dormido, con poco orden y lleno de ansiedad. Mientras que los cardenales supieron hacer un buen partido, en donde sobresalieron jugadores como Moya y Herrera. Con este resultado el conjunto azul no pudo clasificar a los cuadrangulares y se queda con 26 unidades. El león con 25, ya fuera, espera recuperar puntos en la Libertadores y seguir en la pelea.

Deja un comentario

Top