You are here
Home > Crónica > Un partido a la uruguaya

Un partido a la uruguaya

Por: Nicolás Morales – @morini1997

El debut de Santa Fe en la Copa Sudamericana terminó en un empate 0-0 frente a Rampla Juniors en Montevideo. La expectativa rondaba en lo que fuera a proponer el técnico Guillermo Sanguinetti y aunque se vio algo nuevo, aún es un poco más de lo mismo.

En el primer tiempo el equipo cardenal busco transiciones de balón rápidas para hacer daño al rival, sin muchos pases en la mitad, evitando que las nuevas incorporaciones en el mediocampo ofensivo brillaran. El clásico pelotazo largo y el juego físico fue lo que se impuso en los primeros minutos del encuentro, haciendo recordar al Santa Fe de los últimos torneos; un equipo con poca generación de juego, manteniendo a los hinchas con el mismo sentimiento de los años pasados.

El equipo uruguayo generaba más peligro en la portería defendida por Leandro Castellanos, principalmente en las segundas jugadas, donde sus volantes de segunda línea y delantero complicaban y presionaban a los defensas del cuadro capitalino. Sante Fe respondió con algo que dejó un nuevo sabor en la boca de sus seguidores, dominio de balón por parte de sus jugadores, juego asociado que generó peligro en el arco rival. Diego Guastavino y Jorge Aguirre, dos de las nuevas caras de los bogotanos, empezaron a penetrar la resistencia de los uruguayos en el fondo, poniendo pelotas a los delanteros, que tuvieron la pólvora mojada a la hora de batir el arco defendido por Odriozola.

El segundo tiempo fue más de lo que se vio en la última etapa de la primera parte, ambos equipos peleando en el mediocampo, con juego fuerte, raspando a los rivales. Poco se vio de los creativos de ambos bandos, los dos conjuntos se cerraron en defensa, impidiendo así que su portería fuera vencida y que su respectivo rival generara opciones con peligro. Las oportunidades más peligrosas llegaban desde la pelota quieta. El golero del cuadro uruguayo tuvo que desviar tiros libres de Guastavino y del central Carlos Henao, mientras que Castellanos salvó al equipo bogotano con una atajada a puro reflejo hacia el minuto 80.

Los cambios no influyeron mucho en el partido. El técnico Sanguinetti sacó a Jorge Aguirre por el volante bogotano Juan Daniel Roa, quien no vio mucho del esférico en los minutos que disputó, al igual que el delantero uruguayo Rubén Bentancourt, quien ingresó por el extremo Anderson Plata.

La ausencia del VAR en los torneos de CONMEBOL fue algo que terminó salvando a los rojos en las jugadas finales del encuentro. Javier López le pegó con el brazo en la cara a un rival durante un tiro libre. El mismo López y Carlos Arboleda sujetaban fuerte y se empujaban con sus rivales en los tiros de esquina, acciones que son castigables por el VAR si este estuviera presente en la Copa Sudamericana.

El árbitro peruano señaló el final del partido después de tres minutos de adición. Independiente Santa Fe consigue un empate importante, que lo deja con la ventaja de no haber concedido ningún gol y cerrando la serie en Bogotá la próxima semana.

Deja un comentario

Top