You are here
Home > Columna > COLUMNA| Siga jugando a esconderse Don Guillermo

COLUMNA| Siga jugando a esconderse Don Guillermo

Por: Camila Orjuela – @camilaaorjuela

Independiente Santa Fe viajó a Manizales para enfrentar al Once Caldas por la vuelta de cuartos de final de Copa Águila, fue un partido oscuro y pesado, por como jugaron ambas escuadras y por las condiciones climáticas.

De entrada, Santa Fe salió con un 4-1-2-3, con la gran sorpresa de la noche fue  Yeison Gordillo como defensa central, el 30 por lo general es la figura del medio campo cardenal, pues cumple su trabajo de mil maravillas, pero debido a la escasez de centrales le tocó asumir otro papel, para no ser su posición natural, lo hizo muy bien; el cuadro blanco vino a tener opciones claras de gol hasta el minuto 80.

Sanguinetti planeó un partido que tenía como único objetivo esperar el error contrario, el uruguayo definitivamente es muy fiel a sus raíces, el problema es que no le agrega ni una pizca mínima de estilo propio, causando un Santa Fe que no genera, que es muy pobre ofensivamente y desperdicia a la ´fiera´ Morelo, así pues, siendo la bola quieta la alternativa y exclusiva jugada en la que el león logra anotar.

En cuanto al rendimiento de los jugadores: Rufay fue la estrella de la noche, salvo en dos ocasiones el arco cardenal y en los penaltis dio un suspiro inmenso pero muy efímero. Los centrales no tuvieron una mala actuación, Urrego estuvo mejor en comparación al partido con DIM y de Gordillo ya se habló anteriormente. Los laterales resguardaron los ataques por las bandas, pues en zona contraria poco aparecieron, además Balanta salió lesionado. En el mediocampo, Roa, Perlaza y Seijas no tuvieron la conexión y creatividad suficiente para originar peligro. Por último, Rodríguez aún no logra desequilibrar por la punta derecha, Morelo no tenía quien lo ´alimentara´ y Facundo no estuvo brillante como en juegos anteriores, de hecho fue una noche opaca para el 33, debido a su conducta en el campo fue sancionado con tarjeta roja.

En resumen, fue un partido de limitadas emociones, salvo los penalties que para muchos son netamente de suerte, pero para mi son de convicción, cosa que lastimosamente le faltó a Baldomero Perlaza y Héctor Urrego. Es cierto que Santa Fe se ha destacado por mucho tiempo por ganar partidos y títulos a punta de defensa, pero cuando lo ha hecho es porque en verdad era una defensa muy difícil de penetrar de manera aérea o terrestre, pero el Santa Fe actual sufre crisis en todos las zonas del campo, adicionalmente las lesiones de Moya y Henao han sido bajas muy sensibles para el cuadro cardenal.

Deja un comentario

Top