You are here
Home > Columna > COLUMNA| ¿En dónde está la creación de juego?

COLUMNA| ¿En dónde está la creación de juego?

Por: Juan Esteban Padilla – @PadillaJuanE 

Independiente Santa Fe, por la fecha 14 de la Liga Águila, enfrentó al Junior en Bogotá, en un partido con bastantes goles, pero poco desarrollo futbolístico del León.

Durante el transcurso del partido la constante fue entregar erróneamente el balón, analizando el primer tiempo y con base en las estadísticas, los jugadores que más transportan en el balón en el ataque, para “generar juego”, son Diego Guastavino y Luis Manuel Seijas. Y es claro, sobre el papel, son los encargados de tejer las jugadas y hacerles llegar la pelota a Carmelo Valencia y a Wilson Morelo, no solo por la posición del campo en la que se encuentran, sino porque son los mediocampistas santafereños más ricos en técnica y con un poder visual amplio del terreno. Sin embargo, he ahí el problema.

Haciendo referencia únicamente a los primeros 45 minutos de juego, encontramos que individualmente ambos jugadores hicieron contacto con el esférico 15 veces aproximadamente, Guastavino, de esas 15 pelotas que tocó, solamente 7 fueron correctamente entregadas, y Seijas solo 8.

Es decir, con este déficit de entrega del medio campo hacia adelante no se puede esperar que Santa Fe genere jugadas con la pelota al pie y mucho menos goles, no hay una regularidad al momento de asociarse, en este partido, si no es por la pelota quieta y la cabeza tanto de Urrego, como de Perlaza, Santa Fe difícilmente hubiera logrado dos tantos.  ¿Qué esperan?, ¿Seguir dependiendo de la pelota quieta?, disculpen pero esa no es la solución, el profesor Sanguinetti se dio cuenta durante 45 minutos que era lo que estaba sucediendo, sí, llegaron al descanso arriba en el marcador por un mal marcaje del Junior en un tiro de esquina, pero lo que pasó en el segundo tiempo era de esperarse y la charla de medio tiempo debió estar encaminada hacia la falta de juego que se tuvo en la primera mitad, entró Jarlan Barrera y Cantillo y se volvió un coladero atrás. Mal marcaje, equivocaciones, dos jugadores buscando el balón e incomodándose el uno al otro, dejando rebotes en el área, llegando tarde, etc.

Se tienen que revaluar muchas cosas, no se puede permitir que un volante de marca como Sebastián Salazar sea la única opción clara a ras de piso y que el mismo jugador contacte las mismas veces la pelota que Guastavino y Seijas pero él sí entregue más de 10 pelotas correctas. Si el cuadro capitalino espera que en los pies  tanto de Perlaza, Gordillo o Salazar esté la creación de juego, no habrá un mañana, cada fecha son menos los puntos que nos quedan por disputar y Santa Fe no está sobrado en puntos en la tabla, es más, se encuentra en una posición incómoda, está en el séptimo lugar a solo dos puntos del noveno. Los partidos que quedan en el calendario son duros y no es posible que se regalen dos puntos de local, contra un equipo que saltó a la cancha con una nómina mixta y además estando arriba en dos oportunidades en el marcador.

Hay que aprender a cerrar estos partidos apretados donde cada punto es valioso para la busca de la clasificación a la fiesta de los 8.

Deja un comentario

Top