You are here
Home > Columna > COLUMNA| La cosecha sigue sin dar fruto

COLUMNA| La cosecha sigue sin dar fruto

Por: Camila Orjuela – @camilaaorjuela

La era de Gerardo Bedoya continúa sin victorias para Santa Fe en la Liga Águila 2019-l, el equipo del “General” tiene 6 puntos de 27 posibles, lo que lo deja en la penúltima casilla de la tabla de posiciones. Es evidente que esta versión de Santa Fe tiene otra actitud dentro del terreno, pero no es lo suficiente y a punta de esta, no se llegará a nada.

Si no vio el partido, quizá le interese leer la crónica y enterarse de lo que pasó ante Independiente Medellín: El cielo no es el único que llora

Los primeros minutos de este encuentro fueron buenos para el visitante, pues no solo tuvieron buena actitud y corrieron cada balón. También, propusieron juego colectivo, por momentos con profundidad mediante Perlaza, Burbano y Perea. Santa Fe, trataba de tener  volumen de juego ofensivo, y el poderoso esperaba tranquilo. Parecía un partido controlado y como si estuvieran jugando en su casa.

Medellín ni siquiera presionaba la salida del león, pues los cardenales en más de una ocasión salieron jugando desde el fondo y llegaron a tierras ajenas sin preocupación alguna. Sin embargo, los capitalinos aún requieren de un toque final, para tener mayor contundencia a la hora de atacar y liquidar al rival.

Es importante tener en cuenta que Bedoya salió con un once diferente a lo que había venido proponiendo; con variantes como Víctor Giraldo por derecha, en reemplazo de Carlos Arboleda. Fainer Torijano en vez de Carlos Henao. Pedroza en el mediocampo por Andrés Pérez y Brayan Perea sustituyó a Carmelo Valencia. Cambios que aparentemente serían la solución a la escasez de triunfos, pero terminaron en otro intento fallido, que esta vez ni siquiera logró llevarse un punto.

Santa Fe bajó su intensidad y Medellín empezó a presionar, el partido se tornó un poco más parejo, pero tirando más fuerte para el lado de los paisas. En términos generales, ambos bandos mostraron un primer tiempo con un nivel pobre de juego y sin ideas; las jugadas más peligrosas fueron por disparos de larga distancia.

Tras el diluvio en Medellín, la cancha quedó totalmente encharcada, lo que por obvias razones complicó el ritmo de juego, pero Santa Fe fue quien más afectado se vio. Tuvo un segundo tiempo desastroso, el balón no pasaba de la mitad del campo, se la pasaba entre Banguera, los centrales y un Seijas, que innegablemente juega con garra, pero que de juego pocón pocón; ya no es el Seijas arriesgado a disparar al arco, hacer cambios de frente o simplemente jugar hacia adelante, es claro que esto no siempre se puede hacer y menos con una marca encima, pero de alguna manera, la virtud del jugador, debe hallar una salida a este problema.

Afortunadamente, John Velásquez ha venido de menos a más y cada vez aporta un granito de arroz que es muy importante para este Santa Fe que tiene a sus estrellas sin luz. El otro juvenil, Juan Pedroza, también tuvo un buen partido y se sacrificó siempre que el equipo lo necesitó. Fabio Burbano, demuestra que tiene buenas capacidades, pero no ha encajado ni con Carmelo ni con Perea, quien hoy no contó con la misma suerte del partido pasado, pues desaprovechó las limitadas opciones de gol que tuvo y como está la situación, no se puede perdonar al contrincante.

La situación de Santa Fe es indeseable; no hay nada más frustrante para un jugador y un hincha que no saber qué es la victoria a lo largo de un torneo. No ver un panorama claro y esperanzador. Haber vivido los últimos años dorados de Santa Fe, en el que cada partido era una final, para ver uno al que el fondo de la tabla consume semana tras semana.

Deja un comentario

Top