You are here
Home > Baúl Rojo > ¿Cómo fue qué un león terminó siendo la mascota de Santa Fe?

¿Cómo fue qué un león terminó siendo la mascota de Santa Fe?

Por: Camila Orjuela – @camilaaorjuela

Hace 45 años, para ser exactos en noviembre de 1974, la “Chiva Cortés”, miembro de aquella junta directiva dijo: “debemos escoger un símbolo o mascota que identifique a la institución”, en ese momento él y el resto de la junto empezaron esta difícil búsqueda, que no finalizaría hasta que la totalidad de miembros estuviera de acuerdo con la mascota; eso sí, debía de ser un símbolo que mostrara poderío y los niños se sintieran atraídos.

¡La búsqueda empezó! Siendo el copetón el primer animal en la lista; la totalidad de la junta no estuvo de acuerdo con esta ave, así que, posteriormente el mirlo estuvo en la mira, pero pensaron en que si Millonarios escogía como mascota algún felino, estaríamos acabados. Curiosamente, las mascotas quedaron invertidas a lo que se pensó en ese entonces, -hablando de Santa Fe y Millonarios-.

Días después, fue propuesto el que muchos conocen como “Bambi”, es decir un venado, que fue rechazado por los cuernos. También aparecería entre los nominados un mamífero similar al venado, esta vez fue el chivo; sin embargo, había un problema, el equipo mexicano, Club Deportivo Guadalajara, ya era conocido por usar el nombre de este animal como apodo, tal vez se les haga más familiar reconocer a esta escuadra como “Chivas”.

Además de esa contrariedad, pensaron en que el chivo es víctima de los pumas, por eso fue descartado totalmente.

Tras haber nombrado al puma, la junta pensó inmediatamente en los felinos, en que este grupo de fuertes y salvajes animales hubiese sido el perfecto punto de salida para llegar más rápido a la elección de la mascota. Fue en ese momento cuando la junta encontró el animal perfecto, su nombre retumbó en los oídos de todos, apareció el rey de la selva, ¡EL LEÓN!

Quizá le interese ver el video: 50 cosas sobre Santa Fe – Parte 1

Sin duda alguna, toda la junta estuvo de acuerdo con este imponente animal, cumplió todas las expectativas y era el indicado para engrandecer la tradición de la institución. Monaguillo fue el nombre elegido para el nuevo miembro de la familia santafereña. Daniel Samper Pizano, uno de los miembros más estimados de la junta, se puso «la 10” al ponerse en la labor de conseguir un león cachorro.

A pesar de que en esa época, el acceso a animales salvajes era más sencillo que hoy en día, la tarea de Samper Pizano estuvo llena de obstáculos y retos, que después de un gran esfuerzo lograría cumplir. Como primera medida, Daniel se contactó con el zoológico de Pereira, donde la suerte estuvo de su lado, ya que la leona del lugar estaría próxima a tener crías.

Sin embargo, fue hasta el 13 de mayo de 1975 que nació Monaguillo. Samper armó viaje a tierras “risaraldenses” dos semanas después. Dentro de su kit viajero estaba una jaula grande de perro y una cuerda, pero… se deben estar preguntando cómo hizo para traer al pequeño león hasta la Bogotá; todo fue gracias a un adinerado amigo de la familia, quien no tuvo problema en prender los motores de su avioneta hasta el distrito capital.

La tierna, pero feroz criatura se estaba amañando poco a poco a su nuevo hogar; se la pasaba en el patio de la familia Samper e iba en una jaula al Campín, donde era recibido por el fervor de la hinchada cardenal. El central, Rafael Pacheco, fue quien acogió al chiquillo león en sus brazos, pues era muy inquieto y solía saltar y correr por el terreno de juego.

Quizá le interese leer la entrevista a Rafael Pacheco: “Santa Fe siempre ha sido un equipo grande” – Rafael Pacheco

Es importante remontarnos a 1975, año en el que Independiente Santa Fe consiguió su sexta estrella de la mano de grandes jugadores y muy recordados por muchos, como los son: Pandolfi, Alfonso Cañón, Alonso “El cachaco” Rodríguez, Hernando Piñeros, Óscar “El papi” Mejía, Héctor Céspedes, Ernesto Díaz y por supuesto Rafael Pacheco.

Monaguillo no estuvo hasta el fin de sus días con Santa Fe, pues tiempo más tarde se le exigió un permiso especial al equipo que le permitiera tener esta clase de animales, pero no contaban con este; por ende, el león se convirtió en un nuevo miembro para el zoológico de Santa Cruz, ubicado a las afueras de Bogotá, allí Monaguillo sufrió de una equivocación médica que terminó con su vida.

Pese a la triste muerte de la mascota albirroja, Monaguillo vivirá para la eternidad en el corazón de cada hincha y jugador de Santa Fe; el felino, también vive en la memoria del zoológico de Santa Cruz, donde es una leyenda.

Siempre será un honor ser presentados como “Los Leones”.

Un pensamiento en “¿Cómo fue qué un león terminó siendo la mascota de Santa Fe?

Deja un comentario

Top