You are here
Home > Columna > COLUMNA| Hinchada, Dios y fútbol en Santa Fe ante Millonarios

COLUMNA| Hinchada, Dios y fútbol en Santa Fe ante Millonarios

Por: Sebastián Montañez – @SebasMontGa

Cuando el resultado no llegaba, pero se notaba una mejoría en el equipo. Cuando el balón te pegaba en el palo y no ganabas el partido. Cuando al último minuto te hacen un gol y vuelves a perder. Cuando juegas contra 10 hombres y pierdes el encuentro. Cuando las esperanzas eran pocas y los resultados adversos, aparece, una vez más, la hinchada cardenal.

No sólo fue el ‘banderazo’, ni los coaching que se presentaron en los entrenamientos de Santa Fe, tampoco los mensajes transmitidos a cada uno de los jugadores. Esta vez la hinchada se relacionó con Dios para renovar la fe que, para muchos, ya se había perdido.

Tras la misa del pasado viernes, con casi 20.000 espectadores en El Campín, ante el rival de patio, en el clásico capitalino 298 y por la décima fecha de la Liga Águila II, el león volvió a rugir y de qué manera; el técnico Harold Rivera demostró su capacidad al momento de poner en funcionamiento la nómina, poniendo jugadores abiertos para tapar la salida de Millonarios por las bandas, lo que fue clave para la victoria del león, el cual es catalogado como el mejor partido en lo que va del semestre para los rojos de Bogotá.

Además, Andrés Pérez, uno de los jugadores más criticados por la hinchada de Santa Fe, se jugó el partido del año, desconectando a Millonarios en la mitad de la cancha y sacando con fútbol a Santa Fe desde el segundo cuarto del terreno de juego, tanto así, que fue el intérprete de la jugada de gol del cardenal, poniéndole un pase como con la mano a Maicol Balanta para abrir el resultado en el coloso de la 57.

Santa Fe no sufrió el partido y sólo hasta en los últimos minutos del compromiso Leandro Castellanos tuvo mención en el juego. El conjunto cardenal dominó el compromiso sin jugar bonito, pero sí bien: orden táctico, posicionamiento defensivo por la bandas, agresividad en la mitad de la cancha, además del sacrificio de Balanta y Sambueza por las laterales, fueron las claves de este Santa Fe para vencer a Millonarios y retribuirle a la hinchada todo lo que ha hecho por este equipo en uno de los peores años de su historia.

Con esta victoria, Santa Fe completa casi dos años y cinco clásicos sin perder ante Millonarios, tres de ellos con realidades totalmente diferentes: siendo último en la tabla de posiciones, lo que argumenta que el clásico capitalino es un partido aparte que puede hundir o resurgir psicológicamente a cualquier equipo.

Deja un comentario

Top