You are here
Home > Columna > COLUMNA| Tres palos, cero puntos

COLUMNA| Tres palos, cero puntos

Por: Juan Esteban Padilla – @PadillaJuanE

A Independiente Santa Fe no le alcanzaron las ganas y el empuje para salir victorioso en la tercera fecha. Perdió 1-0 contra Rionegro y se ubica en la posición 15 de la tabla. 

El cuadro capitalino utilizó su sistema habitual 4-2-3-1, con dos novedades principales; el regreso de Andrés Pérez y el debut, como titular, de Yohandry Orozco. Estas variantes en los 11 inicialistas le dieron un semblante distinto al equipo en comparación a los dos partidos anteriores. Andrés Pérez es un jugador que además de ser hostigante con los rivales aporta en el tan importante ‘primer pase’ el cual le da salida al equipo. Orozco aportó en la asociación con Velásquez y Sambueza, sobre todo dando profundidad. 

Desde el pitazo inicial el ‘león’ salió con una presión alta que fue apoyada por los volantes de primera línea y eso da cuenta del trabajo estratégico semanal de Harold Rivera, un aspecto que resaltó y que se vio poco en los encuentros anteriores. 

Quizá le interese leer la crónica: Santa Fe regresó de Rionegro con las manos vacías 

En el primer tiempo se vio a un Santa Fe compacto, con una buena flexibilidad táctica en el momento que perdía la posesión del balón y, en gran parte de los primeros 45 minutos, fue el dominador del esférico. Sin embargo, el gran inconveniente que se le vio a Santa Fe fue convertir esa posesión en jugadas de riesgo. El equipo verticalizó en la mayoría de jugadas y, aunque a veces es necesario para penetrar las líneas defensivas del rival, se necesita a veces más amplitud, lo que le faltó al rojo bogotano. 

En la segunda parte los jugadores no bajaron la dinámica, estuvieron más cerca del gol y, eso que en el primer tiempo le hizo falta a Santa Fe, el técnico Rivera lo corrigió aprovechando más el ancho de la cancha, utilizando más la proyección de los laterales, no tanto de Rentería, pero sí de Arboleda.

Quizá le interese leer este baúl rojo: ¿Cómo fue que un león terminó siendo la mascota de Santa Fe?

Al visitante le faltó la puntada final, la efectividad, el no solo crear sino también definir. Se atragantaron con el gol, crearon las opciones, pero lastimosamente no las finiquitaron; el palo, en tres ocasiones, el arquero, las malas definiciones y las malas decisiones perjudicaron a Santa Fe que regresó a Bogotá con las manos vacías. Con tres palos, sí, pero con cero puntos. 

La siguiente fecha el ‘cardenal’ recibirá a Junior en El Campín, un partido en el que se tiene que ser efectivo, no se pueden perder más opciones claras de gol y que se repita lo mismo que en este partido, el que no los hace…  lastimosamente los ve hacer. 

Deja un comentario

Top