You are here
Home > Columna > COLUMNA| EL LEÓN CON UNA GARRA EN LA ESTRELLA

COLUMNA| EL LEÓN CON UNA GARRA EN LA ESTRELLA

El rojo de la capital empató 1-1 el sábado en la noche con el Deportes Tolima, obteniendo un marcador global de 2-1 que dejó plantado al león en la serie por el título.

Por: Nicolás Cadena@Ncadena98

El Campín se vistió de rojo para ver dos goles por lado y lado, a la vez que una clasificación de su equipo a una nueva final. Más allá del resultado, el partido dejó varias cosas para analizar.

Anderson Plata, quien venía siendo el atacante con mayor productividad y actividad, tuvo una noche para el olvido. El jugador no tuvo algo más que dos jugadas de peligro en los primeros 15 minutos del encuentro, de resto, no produjo más que pérdidas de balón, malos controles y pases errados; sin embargo, no podemos quitarle el buen semestre que el extremo derecho ha tenido, dentro de sus limitaciones, ha sabido sortearse para poner a sus adversarios en problemas.

A diferencia del anterior, Jhon Pajoy realizó un partido redondo en el coloso de la 57, un extremo encarador, tirador de centros y que se asocia de manera correcta con sus compañeros. Puede que no sea el más solidario con el equipo en materia defensiva, pero lo que genera adelante, casi siempre, da frutos para que el equipo se acerque al gol.

Quizá le interese ver la galería de cómo se prepara el equipo para la final: GALERÍA| ASÍ SE PREPARA SANTA FE PARA LA FINAL

Juan Daniel Roa realizó uno de los mejores partidos vistiendo la camiseta cardenal, más allá de marcar un golazo y darle la clasificación a su equipo. Roa, es el jugador que está encargándose de enlazar el medio campo con la parte de arriba, es él quien, junto a Baldomero (aunque en los partidos más recientes ha estado más contenido), lleva el balón al tridente ofensivo de los leones.

No obstante, el problema que venía presentando el buen volante mixto era el de los desplazamientos tan largos que hacía cuando el equipo se partía, al dejar un hueco en la mitad y en inferioridad numérica en diferentes ocasiones a sus compañeros, sin embargo, esta noche supo regularse y tener ese equilibrio y sabiduría para saber cuando acompañar y cuando no.

En lo defensivo, un jugador que no venía siendo muy protagonista, ni de mucho renombre, tuvo su mejor partido con el cuadro de la capital. Dairon Mosquera, se sacudió y estuvo mejor que nunca, un lateral intenso, fuerte en la marca y pragmático en las situaciones de peligro, que hoy le dio al equipo albirojo una solución más por esa banda izquierda pasando constantemente al ataque junto con Pajoy, haciendo un despliegue físico más que memorable, sumándole que tuvo dos cierres de banda a banda que cerraban las opciones del visitante para acercarse a la portería de Rufay.

Quizá le interese ver la galería de este partido: GALERÍA| Santa Fe asegura una nueva final

Omar Pérez, entró, jugó, gustó y corrió. Se vio un Pérez motivado, bien físicamente y que se siente importante dentro del grupo, claramente, se ve el cambio del equipo; no en este partido, pero sí en la mayoría.

El cardenal se siente cómodo con el 10 en cancha, sus asistencias y buena técnica siguen intactas, hoy tuvo jugadas interesantes y, sobretodo, recorridos en velocidad largos, con el objetivo de quedar detrás de la línea del balón y formar la figura con sus compañeros. El 10 está bien y Santa Fe sigue teniendo la ilusión intacta de la décima.

Deja una respuesta

Top