You are here
Home > Columna > COLUMNA| Tampoco nos aceleremos

COLUMNA| Tampoco nos aceleremos

Por: Nicolás Monroy – @Nico_Monroy7 

El conjunto cardenal logró el paso a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Por la vía del juego, como tal, no se pudo marcar, por eso la pelota quieta tuvo que ser la protagonista. Por otro lado, por fin pudimos ver más
asociaciones en la mitad del campo y una apuesta del técnico en el sector defensivo puede que sea viable. Morelo, te extrañaremos.

Independiente Santa Fe pudo mantener su estadística favorable frente a equipos uruguayos y afortunadamente ya se encuentra en la siguiente fase del torneo internacional. Sin embargo, el equipo todavía deja mucho que desear ya que no logra finalizar en gol sus opciones de juego, la pelota quieta no puede ser siempre la salvavidas.

Es cierto, se ganó por dos goles y no debemos criticar todo, pero Santa Fe aún no logra marcar gol en el juego, no termina las opciones claras en el último tercio de ataque. Plata, que es desequilibrante por momentos, no sabe cómo terminar esas jugadas. Tampoco hay claridad dentro del área en cuando definir o pasar la pelota. De verdad, el león mejora, pero aún se sufre de cara a portería y este juego se mide en goles y lamentablemente aún no los
hay. La pelota quieta nos salvó, gran pie de Henao, pero no siempre va a ser así y es necesario trabajar en definición.

A cada jugador hay que evaluarlo por su posición, por lo que también es cierto que nuestra pareja de centrales no está muy fina de cara a su labor defensiva. López y Henao, en algunas acciones, parecen quedarse y no lograr cerrar espacios que contra otro jugador o equipo pueden ser letales, si no recordemos el partido anterior contra Nacional. De igual forma tienen el respaldo, ya que son con los que contamos, claro, está Nicolás Gil pero parece que al técnico uruguayo no le convence la cantera del león. Sanguinetti apostó por Edwin Herrera al verse contra las cuerdas, pues no tenía más cartas en esa posición; el juvenil respondió en cancha con una buena actuación, aunque muchos alegaron que el jugador no estaba acostumbrado y que era una improvisación, Herrera afirmó que viene jugando allí desde hace un tiempo.

Eso es lo que hay en defensa, muchas cosas por mejorar, pero hay tiempo para que todo engrane.

Con respecto al medio, Sanquinetti ya resolvió una parte del rompecabezas, ya tiene una de las llaves para abrir el candado. El poner en la doble línea de 6, (en la formación 4-2-3-1 que ha usado en los últimos 4 partidos) al fin a Juan Daniel Roa. Si se quiere jugar de esta forma, uno de los dos debe saber salir jugando y permitirle al equipo sacar la pelota limpia. Gordillo es un muy buen 6 defensivo cortando pelota, pero su virtud no es la pelota en
ataque y conducción, lo mismo en Baldomero, Roa en buen nivel sabe asociar y conducir la pelota para trasladarla de zona defensiva y conectarla con el juego en ataque de Santa Fe. Por lo tanto, hay que ponerlos a los dos siempre ¡por favor!

En esa misma llave, que encontró el profe, está el apostarle a la creación en las manos de Seijas y Guastavino. El uruguayo pudo empezar a consagrarse como referente en este partido, pero las manos de Odriozola le ahogaron a la hinchada y al jugador su primer grito de gol con el equipo, sin embargo, una vez más gran actuación del uruguayo. Ahora tiene a Seijas que se le vio más recuperado en físico. El chamo, en la noche del martes, me volvió
a enamorar con esas transiciones entre banda izquierda y el centro del campo, sin balón y con el, se mostraba como opción de pase y también liberaba espacios, movimientos de posesión en ascenso y descenso, en fin, que siga así y que continúe sintiéndose en casa. Hacía falta ese jugador, ese líder silencioso que le enseñara a los demás lo que es jugar para el león y llevar encima la camiseta de Independiente Santa Fe.

Nos quedamos sin goleador, es cierto que el árbitro fue drástico, pero Wilson Morelo pudo tener un poco de mesura al ir al choque frente al guardameta contrario. Ahora afronta una doble fecha de sanción por lo que no estará para la llave siguiente. Esta es mi incógnita ahora en el cuadro Cardenal. Carmelo Valencia no puede jugar, igual tampoco está en un gran nivel. Tenemos a Betancourt que la verdad es un jugador que pareciera no estuviera, se le ha dado oportunidades, pero no las sabe aprovechar y tampoco es que tenga con que, o eso ha demostrado. Nos queda rogar por una pronta recuperación de Burbano, aunque Arley y Jorge Aguirre pueden ser alternativas en ataque.

No siendo más, se ganó y hubo mejorías en el sistema estratégico del equipo. Hay mayores asociaciones, y jugadas que desequilibran al rival con pases con sentido y no solo por jugar. Lastimosamente, en zona de finalización no se está fino y no se están acabando las jugadas y el gran proverbio del fútbol dice “el que no los hace los ve hacer” y ya varias veces nos ha pasado. Me preocupa la línea de atrás, aunque tenemos a súper Castellanos que sabe lo que es cuidar el arco, pero no todas las puede salvar y es necesario trabajar a los dos
centrales y buscar que hacer con las laterales porque no hay más si no dos cartas. En la mitad por fin hay fútbol, pero mientras no se ajusten los detalles mencionados, es mejor no acelerarnos.

2 comentarios en “COLUMNA| Tampoco nos aceleremos

  1. Muy detallada la crónica del partido, pienso que hay que recalcar que falta la incorporación de más jugadores y además es de saber que tenemos no solo un equipo nuevo sino también al Sr DT. quiero añadir que siempre un equipo se forma de atrás hacia adelante y faltaron las contrataciones en la defensa, no solo para apoyar los malos momentos sino también las lesiones.Vamos a seguir soñando, conociendo que este equipo tiene con que respaldar las esperanzas de la familia cardenal.

Deja una respuesta

Top