You are here
Home > Columna > COLUMNA| ¿Jugar bien o clasificar?

COLUMNA| ¿Jugar bien o clasificar?

Por: Mateo Correa – @matcovel 

Presenciamos un clásico más para nuestro repertorio, un clásico en donde se juega una llave fundamental para seguir con aspiraciones de un torneo internacional, nada más y nada menos, el destino volvió a unir los dos equipos más históricos de Colombia para un show que prometía ser maravilloso para los amantes del fútbol de toda Suramérica.

Sin embargo, la realidad fue otra, los que pasó en El Campín fue un atentado para el buen fútbol, fue mortífero y dañino el rendimiento de ambos equipos, ¿hasta cuándo hay que pensar que en los clásicos no se puede jugar buen fútbol?. Sinceramente es exasperante quedarnos con esa forma de pensar, eso sí, a los que les gusta el buen fútbol, porque el tema de ser hincha de un equipo va por otro camino al momento de analizar los partidos, y como periodista, es importante decir las cosas como son o al fin y al cabo como sucedieron en tan pobre presentación de fútbol.

Aclarando mi percepción de lo que fue el partido por octavos de final de la Copa Sudamericana, entremos en lo que finalmente nos interesa particularmente, Santa Fe. La realidad del equipo uruguayo es que juega mal fútbol pero no pierde, Sanguinetti acumula 16 partidos y solamente ha perdido uno de ellos, no está para nada mal este rendimiento, pero esos son números, reitero, a mí me gusta ver buen fútbol y Santa Fe no lo tiene. Jugamos con más ganas que inteligencia, perdemos  la cabeza cuando no debemos hacerlo y tomamos decisiones equivocadas constantemente, un dato que me avala esto es que perdimos 163 balones en el partido.

Aunque bien es cierto que jugábamos ante la mala suerte del equipo, esto por las múltiples lesiones de jugadores que incluso volvimos a recibir durante el partido, razón por la cual se obligó a realizar dos cambios defensivos cuando seguramente el planteamiento inicial era otro, como por ejemplo ver a Burbano que no lo pudimos hacer. Arley sacrificado arriba pero corrió cada balón y eso se aplaude, Gordillo fino en la marca y Herrera entró como si tuviera 20 clásicos encima, con total madurez que se requería.

¿Qué nos falta? La fórmula es simple, el gol. Un solo gol podría valer doble en esta llave y Santa Fe es consciente que allí está el camino a seguir. Como periodista quiero ver buen fútbol, pero como amante seguidor de Santa Fe quiero que mi equipo pase, con total confianza estaré acompañándolos en el estadio el partido de vuelta, porque de visitante o de local recibirán mi apoyo, solo les pido a cambio que ganen así sea “medio-cero” con eso será suficiente.

Deja una respuesta

Top